El enemigo invisible del año 2020 sigue generándonos preocupación, pero a la vez mayor prevención a la hora de mantener hábitos de higiene dentro y fuera de nuestros hogares.

No solo se trata de desinfectar las superficies que tocamos con frecuencia o el lavado correcto de nuestras manos, a esto sumémosle  limpieza, la ventilación y eliminación de ácaros o partículas que se comportan de forma potencialmente infecciosas y son causantes, de alergias y virus que incluyen al covid-19.

A través de numerosos estudios con conejillos de indias se comprobó que los animales podrían infectarse entre sí a través de virus en su pelajes. Informaron los investigadores de la Universidad de California en Davis a la revista Nature Communications.

Lee más: Fuente: China aprueba la patente de su primera vacuna para el COVID-19

“Nuestro trabajo sugiere que existe un modo de transmisión de virus que se subestima  ”para la influenza, dice William Ristenpart, ingeniero químico de la Universidad de California en Davis.

Este estudio nos demuestra que las  personas pueden transmitir virus respiratorios, como los que causan la gripe incluyendo al nuevo coronavirus, solo con solo hablar, toser y estornudar.

Las superficies contaminadas con virus, llamadas fómites, también pueden causar infección cuando las personas tocan la superficie y luego la nariz o la boca. Ahora, una nueva investigación sugiere que las partículas de polvo que se levantan de esas superficies contaminadas, llamadas fómites en aerosol, también pueden propagar esos virus respiratorios.

Fuente: CNN en Español