Rusia no se ha quedado atrás como uno de los países en desarrollar una potencial vacuna para contrarrestar los efectos del nuevo coronavirus: Covid-19, y es que el gigante europeo mencionó por intermedio de su máximo representante, el mandatario Vladimir Putin sobre el Sputnik V, una de las primeras en desarrollarse en ese país, además, de garantizar “eficacia y seguridad” con la finalidad de combatir la pandemia.

El Ministerio de Salud ruso informó el 15 de agosto sobre la producción del primer lote de la vacuna Sputnik V, y que este grupo lo conformarán 15500 vacunas para ser distribuidas en el menor tiempo posible y tal vez, comercializadas a nivel mundial.

No obstante, el escepticismo de la OMS (Organización Mundial de la Salud por sus siglas) y de otros países como Alemania, Estados Unidos y Reino Unido han volcado la atención sobre esta primera patente en territorio ruso, esto es, debido a que Sputnik V, no estaba en el listado de las naciones y empresas farmacéuticas en trabajar en una inmunización para hacer frente al Sars-CoV2.

Lee más: ¿Te puedes contagiar de covid-19 al ingerir alimentos?

En el lado ruso, Putin aseguró que una de sus hijas fue inyectada por la vacuna y no tuvo ningún tipo de reacción adversa al suministrar esta inmunización, sin embargo, diversos entes sanitarios manifiestan que la misma está apenas en sus primeras fases de ensayos clínicos.

De hecho, uno de los portavoces de la OMS, Michael Ryan, afirmó que la aplicación de las vacunas sin pasar por un alto y exhaustivo estudios clínicos, pueden llevar consecuencias inesperadas, a la vez, enfatizó en seguir con sus respectivos procesos de investigaciones para poder obtener una vacuna que haga frente al virus responsable de la pandemia actual.

El Centro Gamaleya (el instituto que estudia la patente) informó a través de su director, Alexandr Ginzburg de que para finales de este año y principios del 2021, Rusia produciría mensualmente cinco millones de dosis de la vacuna, cubriendo así las necesidades de esa nación y luego enfocarse al comercio en otros países.

Por los momentos, crece la poca credibilidad para algunos; otros creen que la vacuna Sputnik V es una esperanza en medio de la pandemia y una luz al final del túnel.

Fuente: DW