La Organización Mundial para la Salud ha descartado la transmisión del virus por la ingesta de alimentos, algo que nos quita un gran peso de encima por las incógnitas y especulaciones con respecto a la pandemia que ha azotado al mundo desde finales del 2019.

Anteriormente las autoridades chinas alertaron  de que unas alas de pollo congeladas e importadas de Brasil fueran las culpables de la expansión del covid-19,  levanto mucha preocupación, más de las que existen, pero la OMS descartó esta hipótesis.

La aclaratoria lo hizo la doctora Maria Van Kerkhove, epidemióloga líder de la OMS, que en rueda de prensa indicó que entre los más de cien mil paquetes inspeccionados solo encontraron menos de diez infectados.

Lee más: Fuente: China aprueba la patente de su primera vacuna para el COVID-19

«No creemos que el coronavirus pueda transmitirse a través de alimentos. Si lo hemos entendido bien, China buscó el virus en envoltorios, lo comprobó con centenares de miles y sólo lo encontró en muy pocos, menos de 10 dieron positivo”, expresó Van Kerkhove

Por otra parte Mike Ryan, director ejecutivo del programa de emergencias de la OMS aseguró que las personas no deben porqué preocuparse a los alimentos ni al envasado, ni tampoco al procesamiento o entrega de alimentos.

“La comida es muy importante, y  odiaría pensar que daríamos la impresión de que hay un problema con nuestra comida o que hay un problema con nuestra cadena alimentaria. Ya estamos bajo suficiente presión”, explicó Mike Ryan.

Fuente: La Vanguardia