La guerra entre Epic Games contra las compañías tecnológicas de Google y Apple pica y se extiende. Lo más reciente, es la prohibición de la empresa encargada de Android y su tienda virtual de aplicaciones (Play Store) con respecto a OnePlus y un acuerdo que tenía con la desarrolladora de videojuegos, según informo The Verge.

En la demanda reportada por The Verge, aseguran que la presión por parte de Google hacia OnePlus y LG ha dado frutos en detrimento de su aplicación de videojuegos, Fortnite, esto ocurre tras la demanda interpuesta por Epic Games hacia la compañía, dueña de Android y Apple, el pasado 13 de agosto.

Lee más: Indeed: empleos o ventas?

En el documento mostrado por la fuente, Epic Games menciona “que Google obligó a OnePlus en no preinstalar la aplicación en sus dispositivos móviles”, violando así las pautas comerciales entre la desarrolladora y la compañía fabricante de teléfonos inteligentes, además, de presionar a LG para que hiciera lo mismo con respecto a la instalación de Fortnite.

El motivo de esta guerra entre Epic Games en contra de Google y Apple, se deben a que la desarrolladora obtenía ingresos extras directamente de su plataforma de videojuegos, razón que no agradó a las gigantes de las tecnologías, por lo cual, eliminaron la aplicación en las tiendas virtuales de Android e iOS.

Por los momentos, ni LG ni OnePlus han dado declaraciones con respecto a la prohibición por parte de Google de la preinstalación de Fortnite y el acuerdo comercial entre Epic Games y las dos empresas de las telefonías.

Fuente: The Verge