El ministerio de salud del país germano ha manifestado con seria preocupación sus interrogantes relacionadas a la vacuna aprobada por el mandatario ruso , Vladimir Putin.

La carrera por encontrar la cura o inmunidad ante el nuevo coronavirus, acelera los motores de cada potencia mundial, que ante  la Organización Mundial Para la Salud, existen 6 prospectas vacunas en fases finales y una de ellas es la rusa, denominada «Sputnik V».

Dicha organización ha tomado con cautela las afirmaciones de Vladimir Putin, indicando que se deben seguir los protocolos de seguridad para que luego sea distribuida a escala mundial.

Lee más: Putin asegura “eficacia” de la vacuna rusa para el COVID-19

Un portavoz del ministerio de salud de Alemania indicó que: «No existen datos conocidos sobre la calidad, la eficacia y la seguridad de la vacuna rusa», afirmó ante la prensa regional de este país RND, recordando que en la Unión Europea, la «primera de las prioridades es la seguridad de los pacientes».

Esto significa que se deben cumplir todos los ensayos clínicos que demuestren a cabalidad la eficacia y seguridad de la última fase de prueba farmacéutica, que logren los conocimientos suficientes adquiridos para la ciencia.

Para Rusia la tercera fase de pruebas clínicas empezará este 12 de agosto. No obstante, dentro de pocas semanas, se implementará primero en el personal médico o los profesores. La producción industrial que debería iniciar  en septiembre. El suero estará disponible para la población general a partir de enero 2021. 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aseguró que antes de cualquier «precualificación» de su parte, tendrá que examinar mediante «procedimientos rigurosos» el conjunto de datos «recabados mediante ensayos clínicos». Entre la comunidad científica extranjera también existen dudas.

Fuente: Dw.com