Huawei podría presentar diversas pérdidas en cuantos a sus accesorios se refiere en territorio estadounidense, luego, de que un ejecutivo de la compañía tecnológica afirmó la escasez de chips para ensamblar dispositivos móviles tras las sanciones afrontadas por el gobierno de Donald Trump.

La presión de la administración de Trump ha surtido efecto a los intereses económicos de la gigante tecnológica china, y es que… las sanciones han generado un retraso notable en la producción de accesorios y material para la fabricación de celulares, por ende, las contratistas asiáticas no pueden utilizar materiales de Estados Unidos por las acciones aplicadas.

Huawei ha sido objeto de cuestionamientos por parte de la campaña estadounidense de boicot a sus productos, algo que ha trascendido en el mundo de las tecnologías y redes sociales, tras los señalamientos del gobierno norteamericano y sus máximos portavoces en contra de TikTok y WeChat, aplicaciones chinas, que en opinión de las autoridades políticas de Estados Unidos: filtran información de los usuarios en el citado país para fines políticos del principal partido del régimen de Xi Jinping.

Las sanciones impuestas por Washington tienen como fin: la suspensión y bloqueo de material estadounidense (asimismo de sus servicios tecnológicos) que sean de soporte a la compañía china. Medidas que se incrementaron en mayo del presente año, tras las amenazas de la administración de Trump hacia los proveedores para suministrar materiales a Huawei.

Lee más: Huawei destrona a Samsung en el mundo de los smartphones

Richard Yu, presidente de los consumidores de Huawei, afirmó que la producción de los chip Kirin (patentados por los ingenieros de la compañía tecnológica) se verá afectada a partir del 15 de septiembre, por problemas de aprobación de material estadounidense debido a las sanciones dirigidas por Washington.

Yu, por su parte, mencionó que dichas sanciones están significando grandes pérdidas por parte de la empresa y que la construcción de los chips Kirin se ha visto afectada por la disminución en la fabricación de dichos accesorios, considerando, además, que Huawei se está quedando sin producción  y suministros.

Cabe recordar, las sanciones impuestas por Estados Unidos hacia Huawei datan desde 2019, donde se bloquea material de fabricación, aplicaciones, suministros de contenidos y hasta archivos de descargas que sean originarios de ese país para la compañía tecnológica asiática.