Los días de TikTok en los Estados Unidos parecen estar contados, luego de que el presidente estadounidense Donald Trump ordenaría la suspensión inmediata de la aplicación por intermedio de su empresa matriz, ByteDance, tras un posible nexo entre la citada compañía y el gobierno chino.

El mandatario norteamericano podría pedir el cese inmediato de las operaciones de ByteDance en territorio estadounidense, según varios reportes, entre las que destaca la declaración del portal Bloomberg, la cual, menciona, que dicha orden puede estar en efecto desde este 31 de julio.

Por su parte, The New York Times, asegura que la compañía tecnológica Microsoft, está interesada en la compra de la aplicación, además de entrar en conversaciones con ByteDance para una posible adquisición.

La campaña de Trump en contra de la app de origen chino, ha sido impulsada desde otras redes sociales, por citar Facebook, donde ha pedido la recolección de firmas para incrementar la presión sobre el fabricante de la aplicación, con el fin de revelar los algoritmos de TikTok.

En cambio, la compañía ha dado muchas ganancias debido al éxito cosechado de la app en territorio estadounidense y más aún, desde la pandemia, donde aumentaron de manera considerable, tanto el número de usuarios como el de descargas o publicaciones de videos. Además, de que TikTok se ha impulsado entre las aplicaciones de redes sociales en India, Europa y Latinoamérica, sumando a Estados Unidos.

Las declaraciones de actores de la política norteamericana han puesto en el ojo del huracán a la aplicación, debido a sus posibles nexos con el gobierno chino y el principal partido político del gigante asiático (partido comunista de China). Tras esto, los gobiernos de la India y de Australia han accionado contra TikTok; el primero desde la semana pasada, y el segundo evalúa la posibilidad de sacarlo del mercado de sus apps.

Mientras tanto, la compañía ByteDance mencionó el pasado 22 de julio, sobre la posibilidad de incrementar su personal de trabajo con trabajadores de nacionalidad estadounidense, al asegurar un contrato de 10.000 personas oriundas de Estados Unidos para los próximos tres años, una acción que busca flexibilizar las tensiones de los legisladores y el gobierno de Trump.

Estas medidas por parte de la compañía vienen, luego de que el 20 de julio, la Cámara de Representantes de los Estados Unidos por medio de una votación, decidió la prohibición de TikTok en todos los teléfonos emitidos por el gobierno. Medida que espera por su aprobación por el congreso norteamericano.

A su vez, diversas organizaciones han emitido sus opiniones al respecto de la aplicación, al considerarlas pocos confiables y que podrían vulnerar la seguridad confidencial de sus usuarios. Tales declaraciones fueron emitidas por la organización Wells Fargo, quien aseguró la prohibición de la app en sus teléfonos corporativos. Otros organismos que han seguido la misma estela, son los encargados de la campaña del demócrata Joe Biden, candidato a la presidencial en los Estados Unidos y los comités nacionales de los republicanos y demócratas.

 En la opinión de algunos analistas, la decisión de Trump por censurar a la aplicación en el territorio norteamericano, se debe a la especulación de la guerra comercial que data desde el 2018, cuando China impuso el cobro de aranceles a productos norteamericanos en su jurisdicción, Estados Unidos no se quedó atrás, y la administración estadounidense hizo lo propio con los artículos procedentes del gigante asiático.

Otro aspecto dentro del análisis, es la actuación deliberada de China con respecto a la pandemia que se originó en esa nación, donde los gobiernos opositores al régimen de Xi Jinping lo catalogaron como una actitud vergonzosa. Lo cierto, es que esta guerra entre Trump y TikTok, pica y se extiende.