El pasado miércoles 29 de julio, fueron citados por la Cámara de Representantes del Congreso Americano, los presidentes o los máximos ejecutivos de las cuatro grandes compañías de Silicon Valley, con el fin de responder a una serie de cuestionamientos en una audiencia catalogada como hostil.

Posterior a las 5 horas y media (tiempo de duración de la audiencia), cabe recordar el escenario de la mencionada citación, ya que, se realizó desde una sesión virtual, algo inédito por la pandemia en cuestión.

La serie de preguntas realizadas por los congresistas, se basaban con la recopilación de información de otras compañías rivales, errores de desinformación, prácticas poco profesionales con respectos a ciertas empresas y la violación de las leyes antimonopolio, fueron algunos de los tópicos que se trataron en la audiencia.

Los duros cuestionamientos fueron repelidos por los máximos representantes de Apple, Facebook, Amazon y Alphabet (Google), donde tuvieron oportunidad de defenderse a costa de los señalamientos de los congresistas.

Mark Zuckerberg, fundador y presidente de Facebook, fue uno de los señalados, tanto así, que le preguntaron acerca de las adquisiciones multimillonarias de dos compañías rivales en el ámbito de las redes sociales (WhatsApp e Instagram), asegurando que el éxito de dichas aplicaciones se labró antes de que las adquirieran. Además, de que las regulaciones abren la posibilidad de impulsar el mercado, asimismo, aumentar las fuentes de empleo en la compañía.

Con respecto a Apple, los legisladores se centraron en las comisiones que ganan por la adquisición de las aplicaciones en su AppStore, de igual manera, en la regulación de las ganancias por sus desarrolladores. Tim Cook, representante legal de la compañía de Cupertino, alegó que dichas regulaciones no cumplen con lo establecido, además, de asegurar que dichas ganancias son para el mejoramiento de sus servicios en la tienda virtual.

En el caso de Amazon, Bezos tuvo titubeos al principio de responder las interrogantes, pero, de a poco se fue defendiendo ante las acusaciones de que la compañía líder en ventas online, aplicaban medidas para copiar los productos de otras empresas y ofertarlas en su staff de artículos.

Por su parte, Google fue acusado de recopilar datos de otras compañías, con la finalidad de posicionarse en el mundo de la publicidad digital, tras las denuncias de dos empresas, por amenazarlas sino colaboraban para la obtención de información privada de los consorcios.

Para Google y Facebook son varias las investigaciones por parte de los fiscales distritales, así como, por los sondeos del Departamento de Justicia estadounidense. Mientras, Apple y Amazon no han reconocido de otros procedimientos.

Las leyes antimonopólicas están azotando la tranquilidad en más de uno en Silicon Valley, sede máxima de las empresas tecnológicas. Por otra parte, algunos expertos y analistas de este tipo de temáticas, el Congreso y otros actores de la política estadounidense quieren regular las acciones de dichas compañías para un control absoluto y competitividad igualitaria en el mercado de las tecnologías.

Aunque, se puede cocinar otras estrategias que tengan como objetivo la vulnerabilidad en la información, recopilación de datos y demás aspectos tratados en la audiencia de este miércoles.