El Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, volvió a atacar a la red social Twitter, después de que en mayo pasado, la compañía decidió ocultar un tuit del mandatario norteamericano, por violar las reglas antiviolencia y considerarlo como promotor de odio.

También, Twitter citó por medio de etiquetas a dos tuits de Trump, donde la máxima autoridad política estadounidense criticaba las votaciones electorales por correo, inmediatamente, la interfaz social colocó en el mencionado texto “conoce los hechos” haciendo alusión a los usuarios de leer información de fuentes confiables y encendió las alarmas en la Casa Blanca.

Posterior a este evento, el presidente firmó una orden ejecutiva para realizar una reforma en la sección 230 de la ley federal (Communications Decency Act, o por sus siglas en inglés, CDA), dicha legislación libera a las plataformas digitales y red sociales de responsabilidad legal ante la publicación de contenidos por los usuarios, así como otros aspectos afines, donde se puede ejecutar procedimientos judiciales.

Ahora bien, lo más reciente ocurrió este lunes 27 de julio, al citar Trump en su cuenta oficial de Twitter, al urdir una alusión con el apartado o sección de los “Trending” de la interfaz, donde criticó las tendencias alusivas contra el presidente, calificándolos de “¡ridículo, ilegal, y muy injusto!”, mencionó el mandatario.

A su vez, Trump no especificó o no dio detalles con respecto a la tendencia, tampoco, hizo mención al tema de las leyes que podría violar la red social del pajarito azul. Lo que sí es cierto, es que Twitter explica que las tendencias o trending topic se basa en la cantidad de veces que los usuarios tuitean algo referente a un suceso o temática, basándose en la ubicación e intereses.

Lo que sí está claro, es que Trump y Twitter ha tenido en los últimos meses conflictos, algunos no tan claros y otros que rozan la polémica.