Recientemente, Elon Musk, lanzó a traves de su compañía The Boring Company, nada más que un lanzallamas. Casi 20.000 productos han sido vendidos, su tope está cerca de entrar a la venta. Podríamos pensar que el aparato es bien visto por muchos, sin embargo, hay quienes se manifestaron en contra la venta de este singular objeto.

Por ejemplo, Miguel Santiago, legislador demócrata de California, es uno de los que se manifestó en contra de la idea del fundador de PayPal, Tesla y Space X, al asegurar que presentará una legislación estatal que prohíba la venta del lanzallamas.

Lee: Facebook prohíbe anuncios sobre criptomonedas

Santiago, confesó además que cuando leyó en las redes sociales el anuncio de Elon Musk sobre lanzamiento de este producto con un precio de 550 dólares, pensó que era una broma.

El legislador, señala además que este podría ser un dolor de cabeza para los bomberos y policía, sobre todo porque aun esta reciente los incendios ocurridos en California.

Un portavoz de The Boring Companing ya ha salido a defender a la empresa afirmando que el lanzallamas es más seguro que algunos artilugios que venden para eliminar las malas hierbas: “Al igual que una montaña rusa, está diseñado para ser emocionante sin resultar un peligro. Los lanzallamas peligrosos ya están regulados y requieren un permiso de posesión en California “.

El propio Elon Musk también ha defendido su producto, asegurando que cumple la normativa y que “estaría mucho más asustado por un cuchillo de carne”.