La compañía Apple responde a las declaraciones de dos agencias de investigación estadounidenses. Apple dijo este miércoles que no impulsa las ventas de sus productos más recientes al actualizar su sistema operativo móvil con herramientas  que reduzcan el desempeño de sus iPhones de modelos anteriores. Y así confirma que ha recibido preguntas de agencias gubernamentales:

“…nunca hemos hecho, y nunca haríamos nada para acortar intencionalmente la vida útil de ningún producto de Apple, ni degradar la experiencia del usuario para impulsar las actualizaciones de los clientes”, dijo la compañía en una declaración para el portal Mashable.

“Nuestro objetivo siempre ha sido crear productos que aman a nuestros clientes. Hacer que los iPhones duren el mayor tiempo posible es una parte importante de eso”.

Lee: WhatsApp: ¡Llegan las pegatinas de Facebook!

Bloomberg, reseñó este miércoles que la gigante Apple se encuentra bajo investigación de dos agencias estadounidenses:

“Hace aproximadamente un año, entregamos una actualización de software que mejora la administración de energía durante las cargas de trabajo máximas para evitar paradas inesperadas en ciertos iPhones con baterías antiguas”, reiteró la compañía en su declaración.

En diciembre Apple pidió disculpas por no ser transparentes con esa opción, y a su vez ofreciendo descuentos en el reemplazo de baterías y desarrollando una actualización de iOS (11.3)  que permitiría desactivar dicha ralentización.