Con la fiebre de las criptomonedas y las enormes subidas de precio que ha sufrido especialmente el bitcoin, que actualmente tiene un valor superior a los 10.000 dólares, cada vez vemos más estafas de todo tipo aparecer intentando despojar a sus poseedores de las valiosas criptodivisas.

Hay fiebre de las criptomonedas y las constantes subidas de precio del bitcoin, que hoy tiene un valor de 11.000 dólares, ha generado más estafas. Las vemos de todas las formas con tal de despojar a sus proveedores de las criptodivisas.

 Las amenazas salieron del mundo digital a la realidad, en donde no hay una contraseña que sea segura defender. Y esto fue lo que sucedió en Ottawa, Canadá, en el que tres asaltantes entraron armados a las oficinas de Canandian Bitcoins, una casa de cambio de criptomonedas, en donde sometieron a cuatro empleados y exigieron una transferencia de bitcoins.

Lee: Steve Wozniak vende todos sus bitcoins… y explica por qué

Uno de los asaltantes golpeó la cabeza a uno de los empleados con su arma para demandar la transferencia. Afortunadamente la persona sufrió solo una lesión leve y nadie más resultó herido. El atraco tampoco tuvo éxito pues un quinto empleado estaba en otra oficina y logró llamar a la policía. Aunque uno de ellos logró huir, el tercero, un chico de 19 años, fue aprehendido por las autoridades.

La tendencia agarra más fuerza, pues hace poco un incidente similar se dio en Reino Unido. Ladrones entraron en la casa de un comerciante de criptomonedas en Oxfordshire, ataron al hombre y a su esposa y le quitaron sus bitcoin. Asimismo, en 2017 un hombre fue acusado de secuestrar a un amigo y robarle 1.8 millones de dólares en Ether. Ya para entonces, las autoridades predecían que estos tipos de crímenes se harán comunes.