La Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA) ha lanzado el día de ayer un satélite de observación  terrestre, el propósito del mismo radicará en obtener imágenes de alta resolución por intermedio de un radar de banda X

La JAXA ha desarrollado este satélite que ha entrado en órbita horas antes de la 7:00 a.m. (hora local de Japón), y así reducir los costos generados por los lanzamientos de otros satélites.

Lee más: ESA planea adelantar estudios de ondas gravitacionales

Epilon-3 es el nombre de este modelo, cuyo costo de elaboración se estima que ascienda los 36 millones de dólares, es decir, la mitad de lo invertido en otros aparatos de características similares.

El lanzamiento del mismo transcurrió con total normalidad, tras 53 minutos de haberse separado del cohete.