Con el propósito de expandir su infraestructura, Google,  prepara para finales de 2019 la elaboración de un cable submarino denominado Curie,que conectará a Los Ángeles y Valparaiso.

Google ha invertido alrededor de 30.000 millones de dólares durante los últimos tres años en la elaboración de otros cables de fibra óptica. Las regiones de Holanda y Montreal, Finlandia y Hong Kong tendrán apertura para mediados del presente año.

Lee más: Google ofrece curso para entrenar y certificar a profesionales IT

El  objetivo de la elaboración de estos, es transportar los datos necesarios para el disfrute del internet, y así dejar de depender de los cables del Pacifico que está llegando al final de su vida Útil. El promedio de vida útil de cada cable tendrá un aproximado de 25 años.

Con la elaboración de Curie, son 11 los cables elaborados por la compañía multinacional de Estados Unidos.