A través de un estudio realizado por un grupo de investigadores australianos,  se ha desarrollado la elaboración de una píldora electrónica que permitirá por intermedio de sensores, realizar un diagnóstico profundo de nuestro sistema digestivo.

Seis personas voluntarias han participado en el ensayo clínico de esta novedosa píldora comestible,  que evalúa el  funcionamiento de nuestro estómago, detectando alguna anomalía inherente al sistema u órgano interno afectado.

Acorde a los resultados arrojados por el dispositivo, se estudiarán los niveles de diversos gases del aparato digestivo, sumado a la identificación de microorganismos que tienen como hábitat los intestinos, cuya función es sintetizar los alimentos ingeridos por las personas

El desarrollo de la investigación es liderada por las universidades Monash y RMIT de Melbourne de Australia, quienes esperan de cara al futuro diagnosticar y contraatacar las diversas enfermedades que puedan afectar los órganos del aparato digestivo

Lee más: Un ‘Punto Frío’ del universo despierta el interés de los científicos