Podría ser el error más absurdo que se pueda cometer en la historia, y fue cometido por Elon Musk, CEO de Tesla y Space X, quien compartió  de forma accidental su número de teléfono móvil en la red social microblogging, Twitter.

El empresario de origen sudafricano quería contactar con el CEO de Oculus, John Carmack, y para ello le ofreció su número personal de teléfono junto a una escueta invitación a una conversación.

Lee:Las 25 peores contraseñas del 2017

El tuit fue eliminado casi de inmediato pero no lo suficiente para que los 16 millones de seguidores no obtuvieran el número telefónico del empresario. Algunos medios estadounidense como The Next Web comprobaron la veracidad de este número.

Más de una llamada no deseada habrá sufrido el empresario en las últimas horas. Puede que el error no quede en solo una simple anécdota.

Tecnohoy