Se podría decir que en el campo de la tecnología de consumo el año que acaba será recordado como el de los 10 años de iPhone, celebrado con el lanzamiento del iPhone X.

Sin embargo, 2017 también estuvo marcado por la comercialización de la consola Nintendo Switch, que comenzó ya en otoño de 2016, y a la que se refirieron una buena parte de las búsquedas de Google.

Este fue también el momento de salida de las tinieblas de Samsung, cuyo teléfono Galaxy S8 despertó una gran curiosidad, aunque seguramente menos que su antecesor, el Note 7, cuyas baterías defectuosas cerraron 2016.

Lee: El “fin de la neutralidad de la red” y el inicio de la era de “dos Internets”

 

Tecnohoy