¡Si!, estábamos equivocados, no basta con desactivar el localizador de nuestra ubicación. Y esto se debe a que la mayoría de los dispositivos  inteligentes con Android, están conectados a internet e inevitablemente recopilan datos de dónde nos encontramos y los envían a Google aun cuando están apagados los servicios de ubicación.

Desde 2007, los teléfonos Android que están cercanos a las antenas repetidoras de telefonía móvil  están recopilando direcciones y compartieron esos detalles con Google, así lo informó el portal Quartz.

Google, aseguró que esta información había sido utilizada solo para enviar notificaciones y mensajes a los teléfonos Android, y descartó que los datos fueron almacenados.

Lee: Lilly Singh, la mujer mejor pagada de Youtube

Asimismo, anunció que Android trabaja para detener la práctica y que sería solucionado a finales de este mes de noviembre.

El problema afecta a los teléfonos Android con Google Play Services, el servicio para descargar aplicaciones, mientras se ejecuta en el teléfono.

Las reacciones no se hicieron esperar, como el de Millie Graham, abogada de Privacy International,”Cuando compramos un teléfono inteligente, no esperamos que nos traicion(…) “si bien Google afirma que detendrá la práctica, esto plantea la cuestión de qué más está haciendo sin el conocimiento del usuario y por qué”.

 

Tecnohoy