Trabajar para Apple tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Vas a poder trabajar en tecnologías increíbles que revolucionarán el mercado, pero no vas a poder hablar de ello hasta que se pongan a la venta de manera oficial. Y parece un ingeniero de Apple no llegó a entender eso. Sus ganas por contar las maravillas del iPhone X le pudieron, y en una excursión al campus junto a su hija, llegó el error.

Su hija Brooke grabó un vídeo con el iPhone en sus manos donde mostraba la pantalla y algunas funciones mientras estaban en la cafetería del complejo de Cupertino, una grabación que posteriormente subió a YouTube y que, adivina, acabó haciéndose viral.

Lee: WhatsApp se actualiza en Windows 10, ahora se abre al encender tu PC

 

Apple actuó rápidamente para que lo retirasen, aunque ya era tarde, el vídeo estaba ya dando vueltas por todo internet y no había marcha atrás.

Esto obviamente no ha gustado nada a la cúpula de la manzana, así que se han visto obligados a despedir a su empleado. Tanto él como su hija están de acuerdos con la decisión del a compañía, y no es para menos, ya que el teléfono, al ser una unidad de preproducción de un empleado, podría incluir información muy sensible sobre nombres en clave de próximos productos, etc.

Además, Apple tiene totalmente prohibido grabar vídeo en sus instalaciones, incluyendo la cafetería, por lo que es tal la protección de la información en el campus, que errores como este se pagan muy caro.

Engadget