Al parecer esto ha comenzado un grave problema, ya que la sobreproducción de este wearable y la disminución del tráfico de usuarios ha hecho que los lentes de Snapchat comiencen a quedarse en los aparadores y bodegas, lo que se puede traducir como pérdidas monetarias, algo que la compañía no se puede dar el lujo en su estado actual.

La sobreproducción de estos lente, podría generar una perdida significativa monetarias, un grave problema debido a la disminución de tráfico de usuarios.

Recordemos que las gafas de Snapchat llegaron en noviembre del año pasado (2016) siendo un éxito rotundo, donde al principio no habían suficientes lentes para satisfacer la demanda, lo que rápidamente los convirtió en un objeto de deseo y por otro lado, la manera en la que se adquirían fue de lo más creativa, ya que era a través de una máquina dispensadora interactiva volviéndolo una experiencia agradable y atractiva para los usuarios, sin mencionar que fue en la época en la que Snapchat se encontraba en un gran momento (con un gran tráfico de usuarios y proyectos publicitarios en puerta) e Instagram luchaba por hacerle frente.

Lee: CEO de Apple responde a rumores del iPhone X

Es necesario recordar de las gafas de Snapchat que llegaron en noviembre en 2016, siendo un éxito indiscutible, tanto así que no había suficiente para satisfacer la demanda. Por lo que se convirtió en un objeto del deseo. Fue meses después cuando la situación se tornó contraria a lo que sucedía, donde actualmente vemos un gigante como Instagram y a una compañía independiente llamada Snapchat que llena de promesas con nuevos gadgets, funciones y contenido, sin embargo, no ha impedido que este quede en el olvido y con cada vez menos usuarios.

Será que es el fin de la red social que le dijo “No” a Facebook.

Tecnohoy