Los influencers, han sido un arma poderosa para las marcas por ser los recomendadores más eficaces en estos tiempos, esto no es un hecho reciente pues las empresas desde siempre han utilizado figuras públicas para darle un valor su producto.

Actualmente ya no hablamos de estrellas de televisión sino de los “celebrities del siglo XXI” que están a un solo clic en las redes sociales, que pueden ser considerados por su comunidad de ser transparentes y naturales.

Aunque hoy en día las empresas siguen apostando por los influencers para reforzar el engagement con el público los usuarios ya no creen del todo en lo que dicen o aconsejan, por ello, la tendencia actual ha dado un giro inesperado, y son las campañas de marketing con microinfluencers para llegar a un sector en específico.

Lee: El poder de los influencers “Celebrities” del siglo XXI

Esta tendencia se debe a que el usuario ya no diferencia hasta qué punto es real la recomendación que hace el ‘influencer’ a sabiendas que esta responde a una recompensa económica. Existe una diferencia marcada entre el influencer y el microinfluencer, y es la cantidad de seguidores que este posee y por ende el engagement que puede generar.

Hay cifras que aseguran que el microinfluencer puede tener una cantidad de seguidores risiblemente pequeño pero su alcance puede ser muy poderoso y esto atrae a las marcas y empresas.

De cuántos seguidores y engagement hablamos…

Para leer más Aquí

*Esto es una publicación patrocinada por: Growth Concept, inc.

Marlyn León