Los grandes gigantes de Internet han sido duramente criticados en Europa. Tanto por los organismos dedicados a la protección de datos, como por los gobiernos. En algunos casos, además, a Europa no le ha temblado el pulso a la hora de castigar a estas grandes corporaciones con multas implacables. Y ejemplarizantes.

Europa ha implementado fuertes castigos a las grandes de Internet  con multas implacables. Y de cierto modo, ejemplarizantes. Tanto organismos dedicados a la protección de datos como los gobiernos, son vigilantes del cumplimiento de la legislación con servicios de mensajería como WhatsApp y Skype.

El propósito de estos organismos, es que estas empresas adopten medidas de seguridad y privacidad más elevado. Una iniciativa aplaudida por aquellos que luchan por esta causa.  Para las misma industria tecnológica estas medidas son “demasiado restrictivas”.

Lee:  Google te pagará por encontrar errores en sus ‘apps’ más populares

Ahora, de que medidas hablamos, según Reuters, la propuesta denominada como ePrivacy busca que este tipo de empresas garantice la confidencialidad de las comunicaciones de sus clientes. Además solicitan conformidad a los usuarios para rastrear lo que hacen a través de las redes, actividad que hacen muchas empresas para proporcionar anuncios personalizados a sus audiencias.

 

Una de las propuestas, por ejemplo, es la de exigir a los navegadores web que su configuración predeterminada no admite publicidad en línea personalizada. Una publicidad que, hasta ahora, está totalmente condicionada por los hábitos de navegación del usuario.

Lo que se solicita ahora es que sean los propios navegantes los que permitan que los distintos sitios web instalen cookies en los navegadores. Estas cookies contienen información sobre los usuarios, como por ejemplo, qué sitios han visitado, dónde están registrados y dónde inician sesión, etcétera.

De este modo, las empresas pueden ofrecer anuncios basados en los intereses de los usuarios. Es justo cuando ocurre de aquello que recibes la propuesta de comprar algo que ayer estuviste consultando en una tienda online.

TH