Véanlo como una extraña tablet que se parte por la mitad.

ZTE presentó a varios medios su nuevo teléfono inteligente que no sólo tiene una, sinodos pantallas de 5.2 pulgadas y resolución 1080p que se transforman en una tableta al unirlas por medio de una bisagra.

Axon M es un equipo que integra un procesador Qualcomm Snapdragon 821 (del año pasado), 4Gb de RAM, 64 Gb de almacenamiento interno, batería de 3,180mAh y el sistema operativo Android 7.1.2 Nougat.

Lee: Este es el búnker blindado donde se guardan los bitcoins

 


También incluye un sensor de 20 megapixeles que hace las funciones de cámara trasera y cámara frontal, ya que al desplegar ambas pantallas permite que los usuarios la utilicen para tomar selfies mientras observan la pantalla cómodamente.

Además, las dos pantallas tienen varios modos de visualización: que incluye convertirlas en un área de trabajo más grande, utilizar dos aplicaciones al mismo tiempo en cada ventana o hacer un “espejo” de la pantalla principal para que dos personas vean el mismo contenido.