Blackberry, esa empresa que conocíamos antes de la llegada del iPhone ya no existe, y no nos referimos a la compañía que dominó la telefonía sino de la marca con problemas financieros que enfrentó hace pocos años.

Esta Blackberry es cosa del pasado, así lo dijo el CEO John Chen, pues la empresa está fuera de peligro. A casi cuatro años de su llegada, Chen ha enderezado el timón y señaló que la transformación de la compañía se ha completado, y como consecuencia trajo ganancias millonarias gracias a los movimientos realizados.

Lee: Google Chrome ahora incluye su propio antivirus en Windows

La empresa dejó de producir su propio hardware y comenzó a licenciar la marca a otros fabricantes como TCL, y esta decisión se tradujo en 56 millones de dólares en concepto de licencias para segundo trimestre del año.

Chen declaró  en entrevista para TheStreet , el que habló de losvehículos autónomos y conectados, software de seguridad que le proveen a las entidades bancarias e incluso a iPhone y otros dispositivos móviles, “Si están administrados por nosotros (BlackBerry), serán seguros”.

Bien por John Chen que pudo transformar a la compañía y sacarla a flote, un lujo que otros fabricantes de teléfonos no tuvieron ante la feroz competencia del iPhone y los dispositivos Android.

Tecnohoy