Si estás buscando una forma realmente inalámbrica de cargar tu teléfono, un nuevo dispositivo de carga llamado “Pi”, podría convertirse en la mejor opción.

En su mayor parte, los estándares del nombre “carga inalámbrica” para productos como Qi y otros similares son un poco inapropiados. No son realmente inalámbricos, en el sentido de que requieren un cargador enchufado. Pero con Pi, una nueva tecnología de carga desarrollada por el Instituto de Tecnología de Massachusetts, no hay necesidad de enchufar tu teléfono en un pad.

Así es como funciona: Pi viene en forma de una estación base en forma de cono y se coloca en un área donde generalmente cargas tu teléfono, como un mostrador de cocina o una mesa de noche. Cargar tu iPhone o teléfono Android es tan simple como conectarlo a un estuche de carga compatible, y colocarlo a una distancia de un radio de 30 centímetros alrededor del Pi, que puede cargar múltiples dispositivos a la vez.

Futuros teléfonos como el iPhone 8 no necesitarán los estuches de Pi, pues se cargarán tan pronto como estén a su alcance sin necesidad de hardware adicional. Hasta cuatro teléfonos se pueden cargar a plena potencia (10W), y dispositivos adicionales se cargan a menor velocidad.

Lee: Así podrás saber qué apps no funcionan con iOS 11

Pi utiliza la tecnología de carga electromagnética de inducción resonante, la misma técnica utilizada en Qi, que se ha demostrado segura en los niveles de potencia necesarios para cargar teléfonos inteligentes, tabletas, audífonos inalámbricos y otros dispositivos electrónicos portátiles. Lixin Shi, estudiante de doctorado del MIT, y John MacDonald, estudiante de MBA en la Escuela de Administración Sloan del MIT, llevaron tres años y medio de investigación para desarrollar los componentes de remodelación del campo magnético de Pi.

“La creación de esta tecnología requería resolver uno de los problemas matemáticos más difíciles en electromagnetismo, y por eso nadie lo ha hecho antes”, dijo MacDonald. “La energía es la última frontera en un mundo verdaderamente inalámbrico”.

La carga inalámbrica a distancia no es nueva. Ossia, una empresa fundada en el 2013 en Redmond, Washington, ha demostrado estaciones de carga que utilizan ondas de RF para transferir energía a más de 30 pies. Y Energous, que inició una ronda de financiación hasta llegar a $10 millones de dólares hacia finales del 2016, utiliza una técnica similar para enviar energía a receptores inalámbricos. Pero Shi sostiene que la tecnología de campo magnético de Pi es más adecuada para los teléfonos, tabletas y dispositivos que la gente usa todos los días.

Pi está disponible para pedidos anticipados en el sitio web de la compañía. Se espera que se envíe en algún momento del 2018 con un precio estimado de $200 dólares, pero quienes lo ordenen ahora obtendrán $50 dólares de descuento.