Según el último informe de la Unión Internacional de las Telecomunicaciones (ITU, el organismo especializado en telecomunicaciones de la ONU), en septiembre de 2017 todavía el 52 por ciento de la población mundial no tiene acceso a internet. Esto en unos casos es el menor de los problemas, pero en otros muchos casos el acceso a internet es un recurso que contribuye de manera determinante al desarrollo social y económico.

De la población mundial sin internet más del 60 por ciento vive en la región de Asia y Pacífico y el 18 por ciento en África.

Lee: 9 series interesantes que llegan antes que culmine 2017

Aunque desde 2010 las conexiones de banda ancha han incorporado a 1500 millones de nuevos usuarios, la diferencia global entre regiones con y sin acceso a internet persiste. “La brecha digital corre el riesgo de convertirse en un abismo digital” en tanto los países más pobres siguen desconectadas del resto del mundo y se incrementa la diferencia entre los países más conectados y los países menos conectados.

“Corea del Sur tiene el promedio más alto de velocidad de conexión a internet (28,6 Mbps y ha crecido en torno a un 10 por ciento en los últimos meses), mientras que Singapur tiene el pico de velocidad de conexión más alto, 184,5 Mbps. Mientras, los países con menor velocidad de conexión (Nigeria, con 1,5 Mbps) apenas han visto aumentado su velocidad promedio nacional,, lo que sugiere que la diferencia absoluta entre unos y otros países se está incrementando”.

El informe completo, The State of Broadband: Broadband catalyzing sustainable development, está disponible en PDF.

 

 

 

 

Microsiervos