Damian Le Nouaille, asesor parisino de origen español, confiesa que un producto que nunca había buscado en internet y solo mencionó una vez en una conversación privada le salió de repente en las publicaciones recomendadas de la red social Instagram.

La historia de Damian Le Nouaille

“La única manera de que Instagram supiera esto era escuchar mis conversaciones desde el micrófono de mi ‘smartphone'”, sostiene Le Nouaille.

En su entrada en el sitio Medium, el joven cuenta que un día, mientras estaba haciendo senderismo, expresó su deseo de adquirir un microproyector en una conversación con su primo. Hablaron del asunto durante unos cinco minutos, mientras que el smartphone de Damian se hallaba en su mochila.

El protagonista resalta que nunca había buscado este producto en Google ni compartido su nombre en ninguna plataforma digital.

Al día siguiente, Le Nouaille abrió su cuenta de Instagram y se topó con un anuncio de este mismo microproyector.

Lee: The Pirate Bay ahora utiliza tu CPU para minar criptomonedas

Además, el autor recuerda que el 3G funcionaba solo parcialmente durante su caminata, lo que significa que la aplicación podría haber grabado la conversación y haberla guardado como texto en el teléfono cuando internet estaba desactivado.

El especialista en ciberseguridad Dani Creus, que trabaja para la compañía Kaspersky, no se apresura, sin embargo, a calificar la extraña conducta de Instagram como espionaje cibernético. El especialista admite que, a pesar de que existen muchas ‘apps’ que han probado que con ayuda del micrófono es posible espiar a un usuario, tiene dudas de que Instagram realmente lo haga.

“Si fuera así, seguro que, en sus condiciones de servicio, la compañía se guardaría las espaldas y lo especificaría en alguno de los puntos, pero no lo hace”, comenta en una conversación con el medio español El Confidencial.

No obstante, Dani Creus confirma que los ‘smartphones’ son capaces de escuchar las conversaciones de los usuarios y convertirlas en información desde hace tiempo. “No tenemos pruebas de que esta aplicación lo haga, pero tecnológicamente es posible”, matizó el experto en ciberseguridad.

Lee: Hackean CCleaner : ¡Actualiza ahora!

Otros casos

En 2015, la compañía Samsung ya suscitó polémica porque, en sus condiciones de privacidad, declaraba abiertamente que sus televisores SmartTV podían escuchar y enviar los datos de clientes a terceros. Entonces la empresa surcoreana no lo escondía.

“Sea consciente de que, si sus palabras contienen información personal o sensible, esa información estará entre los datos capturados y transmitidos a terceras compañías a través del Reconocimiento de Voz”, estipulaba su política de privacidad.

Seguir leyendo: Sputninews