La demanda de Kaspersky  a Microsoft en Europa, en un principio golpeo a la web. Sin embargo, poco a poco, el panorama se aclaró, la denuncia fue realizada por las prácticas “monopólicas” con Windows Defender. Expertos afirman  que el conflicto habría surgido por una falta de comunicación entre ambas partes.

Hicieron falta varios cambios como los programados para Fall Creators Update de Windows 10 y otros ajustes en el sistema de notificaciones para que Kaspersky, bajara los brazos y anunciara oficialmente el cese de hostilidades.

Aunque esto es cuestión de tiempo, porque la pelea se debe a un software de antivirus. Los roces entre Redmond y la gente de Kaspersky, captó a los medios especializados tras llevar el caso ante las cortes europeas y las palabras nada amable de la compañía rusa :

Microsoft «desinforma» a los usuarios y abusa de una posición privilegiada para ofrecer a Windows Defender como solución de seguridad, perjudicando a sus competidores

Leer: Facebook Watch, llega la nueva ‘televisión’ de Facebook

La solicitud de Kaspersky fueron respondidas por Microsoft al responder a sus peticiones. Entre los puntos criticados: -La obligación de utilizar el sistema de notificaciones integrado en el sistema operativo, una limitante que solo aplicaba a los antivirus  y la desactivación arbitraria por aquellos de la compatibilidad.

Un portavos de Kaspersky, confirmó en su blog oficial  que la compañía retiraba  las demandas en contra de Microsoft en Europa, y seto se debe a las respuesta positiva a las solicitud de modificaciones por parte de Kaspersky, muy bien reflejadas en la actualización Fall Creators Update de Windows 10 .

Cómo lo expresamos en el título y en resumen, dada la satisfacción, aquí no habrá guerra.

Tecnohoy