Científicos de la Universidad de Washington en Seattle encontraron la forma de acceder de forma “ilegal” a una computadora por medio de un fragmento de ADN. Los investigadores han modificado su código genético para engañar a las medidas de seguridad que se usan con muestras de sangre o saliva.

Solo compraron la muestra de ADN por Internet, y lo codificaron un software malicioso.Al modificarlo las muestra utilizada tomó el control sobre la computadora que procesó los datos genéticos.

Leer: Google paga $10.000 a un estudiante uruguayo por hacer fallar su seguridad

Con este método, los investigadores advirtieron que esto es una amenaza latente pues en el futuro los “hackers” podrían utilizar este tipo de estrategia para acceder desde infectar archivos genéticos, robar información de laboratorios forenses hasta acceder libremente a computadoras universitarias.

Los científicos, aclararon que el proceso de hackeo se dio en un ambiente presto, sin embargo, no deja de ser una amenaza para quienes lo advierten.

Tecnohoy