Si hay algo que caracteriza las películas apocalípticas de ciencia ficción es el hecho de que muchas de ellas muestran que el declive y desaparición de la civilización humana se ha dado por la “rebelión de las máquinas”. Esa es básicamente la premisa de Terminator, la popular franquicia de cine que arrasó taquillas en los años 80.

Hoy, esa pesadilla se ha hecho realidad ya que los robots de Facebook empezaron a crear su propio idioma. Por “robots”, no nos referimos a máquinas físicas, sino a los algoritmos de aprendizaje profundo desarrollados en el área de la inteligencia artificial, los cuales no solamente interactúan con los seres humanos, sino que también lo hacen entre ellos.

Leer: Facebook, da la opción de compartir amor con solo escribir ‘xoxo’

El problema surgió cuando en las conversaciones que tenían, se empezó a crear un nuevo idioma, que los programadores y creadores de los bots no entendían, lo cual obligó a Facebook a “desenchufar” a los bots.

La división de Facebook Artificial Intelligence Research había construido un chatbot a principios de este año que podía aprender a negociar, lo cual requiere que el bot tenga la capacidad de evaluar primero.

Leer: WhatsApp: ¿Qué desconocidos te tienen como contacto?

En unas declaraciones hechas al portal FastCo, un ingeniero de Facebook llamado Dhruv Batra, indica que dos chatbots estaban hablando en inglés pero se dieron cuenta de que “no había ningún beneficio al comunicarse en el idioma inglés”. Los robots estaban programados para negociar, y por lo tanto, al no obtener ningún premio o beneficio empezaron a cambiar el idioma en el que hablaban, cambiando el lugar de las palabras, de forma tal que para los seres humanos no tenía ningún sentido lo que decían.

“Los agentes empezaron a inventar palabras en código para ellos mismos”. En esencia, para las máquinas era más eficiente dejar de hablar en inglés como lo hacemos nosotros e inventar un idioma que les sirva a ellos comunicarse mejor.

El problema es que los seres humanos deberíamos aprender ese idioma inventado por las máquinas y de cierta forma, eso les da autonomía y control. Varias figuras como Stephen Hawking y Elon Musk han hecho declaraciones advirtiendo que la inteligencia artificial puede ser el inicio del fin de la humanidad.