Aunque puede resultar un tanto absurdo, le explicamos, recordemos que Google posee un algoritmo que permite darte opciones  y los primeros resultados pueden ser sugenrencias previas de usuarios de cualquier parte del planeta.

Entonces, como ejemplo si escribimos “Un poema es”, esta función autocompletar nos arroja: “Un poema es un texto literario/lo mismo que una poesía/una ciudad”.

Puede resultar algo “graciosa, absurda, dadaísta y , a veces incluso, profundamente conmovedora como lo afirman los creadores del proyecto Google Poetics.

Leer: Google presentará un cambio radical en su buscador

Google Poetics, fue publicado en Argentina por una pequeña editorial llamada Galería , esta edición compila unos 60 poemas automáticos creados por ese mismo método explicado anteriormente. No tiene autor, simple, es una creación anónima y colectiva.

Lo mismos editores eligieron las frases sugeridas por el mismo buscador en respuesta a los mismos enunciados:  “Me asusta el… futuro/ compromiso/ el silencio de los buenos” y “Cómo encontrar la? paz interior/ felicidad/ hipotenusa”.

 

Tecnohoy