Sven van Wege, perdió la vista cuando tenía tan solo 6 años de edad, esto por un tumor frontal que dañó sus nervios ópticos, y además tuvo que permanecer por seis meses en el hospital porque sufría de leucemia.

“Cuando llegué a casa lo primero que hice fue sentarme delante del ordenador y en seguida me di cuenta: Hey, esto ya no va a ser posible. Me llevó un tiempo darme cuenta de que podía seguir jugando a videojuegos de lucha. Al principio jugaba unas pocas horas al día. Después, durante meses, sólo dormía, jugaba, comía, jugaba, dormía, comía, jugaba. No iba a la escuela porque todavía estaba convaleciente. Así que sí, los videojuegos tuvieron un papel determinante en mi infancia, y todavía lo tienen hoy.”

 Leer: Google alerta sobre apps web no verificadas

En Motherboard, The Blind Gamer Playing ‘Street Fighter 5’ at a Pro Level,

Sven participa en torneos de videojuegos, no logró asistir a Evo 2017, pero en  Help Sven, the Blind Street Fighter puedes colaborar para ayudar a Sven a que acuda a proximas competencias profesionales en el futuro.

Tecnohoy