No han pasado muchos días desde que fue divulgada la noticia de que un enorme iceberg , estaba a punto de desprenderse en la Antártida, y se convirtió en una realidad, el bloque de hielo con un tamaño de cuatro veces más grande que la ciudad de México, pasará a llamarse A68.

Iceberg de la Antártida, un peligro para todos

La velocidad de la fisura aceleró a partir de 2014, lo que su probabilidad para desprenderse fue inminente.Aunque el iceberg no se moverá a una velocidad peligrosa a corto plazo, sin embargo este será monitoreado por el equipo de especialistas.

Lo peligroso de esta situación es que podría afectar el transporte marítimo, por el empuje de las corrientes y vientos.

Leer más:-

Internet: ¿Qué hay detrás de la `web profunda´?

Aunque parezca increíble, los científicos han estado esperando este evento hace meses atrás, y aseguran que esto no fue causado por el cambio climático. Y tampoco aumentará los niveles del mar porque el hielo ya estaba en el océano. En una declaración de Martin O’Leary, un glaciólogo del equipo Midas dijo:

Aunque este es un evento natural, y no somos conscientes de ningún vínculo con el cambio climático inducido por el ser humano, esto coloca a la plataforma de hielo en una posición muy vulnerable. Este es revés mas grande que el frente de hielo ha hecho en la historia. Vamos a estar observando con mucho cuidado las señales por si el resto del estante se vuelve inestable.

Tecnohoy