A beber y gozar que el mundo se va a acabar.

Jeff Bezos no sólo es ahora el segundo hombre más rico del mundo, su ambición es tan grande que no está conforme con tener injerencia en el comercio electrónico o la tecnología espacial. El rey midas del e-commerce ha decidido entrar a la industria vinícola de la mano de King Vintners, la filial de la Oregon Kng State Winery, para crear su propia marca de vino.

De acuerdo con Recode, Amazon y King Vintners han desarrollado una marca en conjunto llamada Next, la cual incluye un Pinot Gris de 20 dólares, un Red Blend de 30 y un Pinot Noir de 40 dólares. Se trata de botellas relativamente accesibles y aunque Amazon lanzó su mercado de vino on line en 2012, esta es la primera vez que la compañía se involucra en la creación de la bebida espirituosa.

Leer más:

CopyCat: Una app falsa infecta más de 14 millones de móviles Android

Amazon parece ser la plataforma ideal para impulsar la venta a minoristas de este nuevo producto y si bien la noticia es para descorchar una botella, lo cierto es que Amazon es como un Great Value en el sentido de que crean desde botones hasta, bueno, bocinas inteligentes. Además, la compañía podría utilizar los puntos físicos de venta a través de Whole Foods Market, empresa de comida saludable que adquirió recientemente.

Tan sólo en 2016, Amazon obtuvo un beneficio neto de 2,371 millones de dólares, cuatro veces más que las ganancias que registro en 2015. Esto significa que la empresa está cosechando frutos a través de su diversificación, aunque tal vez, ahora sería más preciso decir que está cosechando uvas.

CE