La nueva generación de dispositivos de Apple perdería una de las funciones más importantes como  es el escáner de huella digital Touch ID, así lo reseña la agencia Bloomberg. Aunque las fuentes del equipo pidieron anonimato, que en vez de esto los dispositivos  serán equipados con un sistema tridimensional que detecta el rostro del propietario.

El sistema funcionaría con alta velocidad y precisión, y es que iPhone solo necesitaría de unas décimas de segundo, y será capaz de reconocer al dueño del dispositivo  a una distancia de más de 30 cm y no directamente al rostro.

Lea más: Apple expulsa apps obsoletas y similares de su AppStore

El teléfono inteligente de Galaxy S8 posee esta opción. No obstante, los desarrolladores de este dejaron el escáner dactilar al aparato.

Tecnohoy