Los montes de Ozark ocupan un área de unos 122.000 kilómetros cuadrados y van desde San Luis hasta el río Arkansas pasando por estados como Misuri, Arkansas, Oklahoma y Kansas. A pesar del turismo en la región, estas montañas pueden ser un buen lugar para desconectar y, sobre todo, para esconderse. Esta es la idea de Marty Byrde en la nueva serie de Netflix Ozark, en la que el personaje interpretado por el actor Jason Bateman escoge este destino para huir con su familia tras haberse convertido en uno de los principales blanqueadores de dinero para uno de los mayores carteles mexicanos de la droga.

Netflix ha lanzado el nuevo vídeo de la serie que se estrenará el próximo 21 de julio y que contará además con la actuación de Laura Linney como mujer del planificador financiero. La historia, a cargo de Bill Dubuque (El contable) y Mark Williams (Un plan brillante) se complica cuando el narcotraficante para el que trabaja Marty Bryde tiene la sospecha de que él y su socio, Bruce, están sacando provecho ilícito del dinero del cartel. El protagonista promete multiplicar el dinero perdido y se muda a las montañas de Ozerk para llevar a cabo la complicada misión. Si no lo consigue, su familia pagará las consecuencias.

Leer mas:

Las 8 series que saldrán de Netflix para dar paso a series originales

Con uno de los carteles mexicanos de la droga más grandes acechando, el paisaje montañoso se convierte en un lugar misterioso, sombrío y amenazador. Antes de la serie, Ozark ya era conocido en Estados Unidos por sus leyendas de fantasmas, brujas y hasta una criatura misteriosa llamada Ozark Howler, una especie de gato gigante y que muchos consideran un monstruo. Los sucesos paranormales han sido relatados por muchos vecinos de la zona aunque, más allá de los misterios, la experiencia de la familia Byrde tiene, por desgracia, poco de imaginación.

Marty y Wendy podrían parecer una familia tradicional estadounidense. Dos hijos, una casa, buen nivel económico… Pero, detrás de toda esa fachada, se encuentra uno de los mayores blanqueadores de dinero procedente del narcotráfico. Uno de los principales mercados de los carteles de la droga se encuentra precisamente en Estados Unidos y es en este país donde también encuentran la mayor producción.

Leer mas:

Las series y películas que llegan a Netflix en julio

El blanqueo de dinero de los carteles es uno de los principales problemas de los delincuentes para lograr que el beneficio llegue a México. Sin embargo, a lo largo de los años, los narcotraficantes han ido encontrando las maneras para lograr su objetivo económico.

Una de ellas consiste en blanquear el dinero a través de instituciones financieras. En ese caso, los traficantes envían varias transferencias a cuentas electrónicas con diferentes nombres y en diferentes países. Así, se hace más difícil el rastreo del dinero y entra en una situación legal siempre y cuando se realicen pequeñas transferencias.
La otra opción evita el contacto con el banco y consiste en tener a un intermediario en Estados Unidos que logre, en primer lugar, una buena conversión de dólares a pesos mexicanos. A través del comercio este dinero puede ser blanqueado y, gracias a esta persona que colabora con el cartel, los beneficios de la droga entran en México con la moneda local y blanqueado.

 Leer mas:
Netflix cancela serie de forma inesperada y explotan las redes sociales

Este tipo de intermediario entre el dinero y el cartel mexicano es la figura que encarna Jason Bateman en Ozark. Su trabajo, sin duda de gran remuneración, conlleva también muchos peligros y el planificador financiero ha puesto su vida en peligro para llevar a cabo su tapadera detrás de su vida tradicional.

Netflix apuesta por el mercado de la droga después del éxito de Breaking Bad. La historia de Walter White es diferente a la de Ozark, ya que el científico empieza a producir las mejores metanfetaminas de Estados Unidos por necesidad económica y convierte su producto en la mejor droga del país, por encima de los cárteles mexicanos. A pesar de las posibles similitudes, Jason Bateman afirmó en entrevista con Entertainment Weekly que “somos muy conscientes de no hacer el hermoso trabajo que hizo Breaking Bad“. Pero tengamos la esperanza de que se le acerque en calidad al menos.

Hipertextual