Pavel Durov, CEO de Telegram, publicó en Twitter que agentes estadounidenses trataron de sobornar a desarrolladores de la empresa en un visita, incluyendo funcionarios del FBI, quienes estarían presionando de alguna manera.

La acusación se refiere que el equipo de investigadores trataron de convencer a desarrolladores de Telgram para que exista una “puerta trasera” en el nivel de cifrado de las conversaciones de su rival más cercano, Signal, y que estos presuntamente están siendo financiados por el gobierno de los Estados Unidos. “Predigo que encontrarán una puerta trasera dentro de los próximos cinco años desde ahora”, dijo el CEO en una declaración recogida hoy por Mobile World Live.

Leer más:

Opera lanza su última versión con WhatsApp, Messenger y Telegram integrados

Diversos expertos de seguridad aseguran que a pesar que las buenas intenciones de tener un servicio de mensajería con un grado de seguridad, existe un desconocimiento grave en cuanto a temas de seguridad y a esta teoría se une Edward Snowden:

 

Hay quienes creen que las declaraciones del Durov, se deban a diversos arrebatos, aunque no dejen de llamar la atención.

Tecnohoy