La séptima generación del Audi A8 podrá circular a un máximo de 160 kilómetros por hora con el motor de combustión completamente apagado. Para lograrlo, el equipo de ingeniería de Audi ha desarrollado un sistema de rueda libre similar al que Volkswagen incorpora en el Golf TSI BlueMotion —y que le permite circular a un máximo de 130 kilómetros por hora con la unidad de combustión apagada—.

El sistema de rueda libre ha estado presente en las bicicletas durante muchos años, y permite que, aprovechando la inercia ya adquirida, la bicicleta continúe en movimiento incluso si el ciclista mantiene los pedales estáticos en todo momento. Gracias a este sistema, no es necesario acompañar el movimiento de las ruedas con los pedales mientras se desciende una pendiente o se circula por una superficie llana.

 Leer más:

Audi y Volvo tendrán la plataforma de tecnología para carros, Android Auto

 

El A8 aprovechará la inercia para mantener la velocidad y, así, apagar el motor cuando sea necesario. También predecirá las operaciones del conductor.

En el caso del Audi A8 de séptima generación, el sistema puede permanecer activo de forma continuada durante un máximo de 40 segundos, siempre que las velocidades oscilen entre los 55 y los 160 kilómetros por hora. Cuando el conductor presione el pedal del acelerador, el motor se activará instantáneamente, ofreciendo una respuesta similar a los sistemas anteriores.

Gracias a la inclusión de este sistema, Audi afirma que han podido reducir el consumo de combustible en 0,7L por cada 100 kilómetros, un ahorro considerable considerando las cifras de consumo esperadas de este Audi A8.

 Leer más:

Conoce al nuevo teléfono sin marcos y con Android 7.1.1: Nubia Z17

Para complementar este sistema, Audi también incorporará un sistema start-stop del motor inteligente que, haciendo uso de cámaras y sensores, tratará de apagar y encender el motor de una forma más inteligente en velocidades inferiores a los 22 kilómetros por hora.

De esta forma, si el A8 detecta que el coche más próximo está detenido en la calzada, apagará el motor antes incluso de alcanzar el reposo absoluto. De la misma forma, si detecta que el coche más próximo está comenzando a moverse, activará el motor incluso si el conductor mantiene el pedal del freno pisado.

 

Hipertextual