Aunque a priori pueda parecer que el negocio de reparación de pantallas de smartphones es algo sin importancia, en realidad la reparación de pantallas rotas es un negocio global que, en el caso de Apple, podría rondar entre 1.000 y 2.000 millones de dólares anuales.

La gente de Reuters  ha tenido acceso a una de las máquinas que  emplea Apple para reparar dispositivos iPhone en sus casi 500 tiendas y centros de reparación. Está previsto que esta máquina, llamada Horizon Machine, llegue a otros  400 centros autorizados de reparación de terceros a lo largo de este año.

Leer más:

iPhone 9 tendrá pantalla OLED en 2017

Apple explica que cualquier quiosco de un centro comercial puede reemplazar una pantalla rota de iPhone  y que sus clientes pueden reparar sus dispositivos en lugares no autorizados sin perder la garantía siempre que el técnico no cause daño.

La máquina Horizon Machine es necesaria para las reparaciones más complejas, como cuando el sensor de huella que va unido a la parte de atrás del cristal se daña con una caída.

REUTERS/Stephen Lam

Aunque la reparación de la pantalla en sí es una tarea manual que debe ser realizada por un humano, esta máquina lleva a cabo diversas tareas una vez que la pantalla se monta para asegurar la calidad del proceso de reparación.

Leer más:

Apple: iPhone nuevo tendrá conexión 5G

Además, por seguridad, solamente esta máquina puede ordenador al procesador del iPhone que reconozca un nuevo lector de huella. Sin él, el iPhone no se desbloquearía con la huella y tampoco funcionarían aplicaciones como Apple Pay.

La máquina dedica 10-12 minutos a “hablar” con el iPhone reparado para asegurarse de que el sensor Touch ID ha sido emparejado correctamente, y al mismo tiempo pone a prueba la sensibilidad de la pantalla táctil.

La máquina también afina la pantalla y el software para ofrecer el mismo rendimiento que el dispositivo original.

Teknofilo