El joven Marcus Hutchins, quien salvó al mundo del ciberataque, con el virus ya conocido WannaCry, aclaró que cuando frenó el avance del virus su intención no fue que su nombre y sus datos de su vida privada saliera a la luz pública.

Para la desgracia de Hutchins, los medios mediante su cuenta de la red social Twitter @malwaretechblog, divulgaron información del hacker.

Por lo que este fin de semana, Hutchins, publicó en su cuenta:

“sabía que los cinco minutos de fama serían algo horrible, pero, honestamente, subestimé hasta qué punto”. 

Acusó a la prensa británica de ser “superinvasivos”

Declaró, que teme por su vida, que en venganza tomen cartas sobre el asunto, y exhortó al gobierno británico a no insistir en presentarlo como una persona que busca la fama.

“Simplemente estoy harto de la gente que afirma que quiero/quería fama”.

Tecnohoy