Google, Facebook y Microsoft entran paulatinamente a uno de los negocios que hasta hace no mucho era propio de operadores de telecomunicaciones como América Móvil, Telefónica y AT&T: el despliegue de cableado transoceánico.

Leer más:

Google estrenará la opción de pago rápido en Chrome

Con ello buscan desarrollar una infraestructura para transportar sus datos sin tener que depender del cableado de otro jugador, lo que les dará control absoluto sobre su información y tráfico.

El cableado submarino es la base que permite que funcionen las comunicaciones globales al conectar diferentes puntos a grandes distancias, un uso que se materializa cuando usuarios descargan un video en YouTube, una película de Netflix o fotos en Facebook.

“Estas firmas tecnológicas no están peleadas con tener acceso a la fibra o al satélite; de hecho, la tendencia anticipada en la industria es augurar un escenario en el que una tecnológica adquiera a una empresa telecom que ya no sea rentable y que le sirva de base”, dijo Jesús Romo, analista de Telconomía.

Leer más:

Google estrenará la opción de pago rápido en Chrome

Añadió que estos jugadores refuerzan la capacidad de sus propios servicios, al depender menos de las empresas que controlan el tráfico internacional, como lo hacen las compañías de telecomunicaciones.

Actualmente hay alrededor de 350 cables submarinos en todo el mundo, según la firma de investigación TeleGeography.

elfinanciero.com.mx