El servicio de streaming de Netflix  dejó de estar disponible para los teléfonos con el sistema operativo de Google que tienen la capacidad de alterarlo (con acceso root).

La versión 5.0 de la app de Netflix está basada completamente en Widevine de Google, un gestor de derechos digitales para videos que busca combatir la piratería ahora que Netflix te permite descargar contenido. Los equipos que pueden ser rooteados ofrecen privilegios a los usuarios (como guardar copias de seguridad o modificar los equipos) así que, para evitar la piratería, Netflix decidió tratarlos como incompatibles.

Leer más:

Lo que Netflix sabe de ti

 

“Muchos dispositivos que no tengan la certificación de Google o que hayan sido modificados no funcionarán con nuestra última aplicación y sus usuarios no verán la app de Netflix disponible en el Google Play Store”.

Netflix usará un DRM para detectar si un usuario ha realizado el acceso root. Si encuentran que sí, entonces no los dejará instalar su app. La nueva política seguramente afectará primero a los equipos chinos; quienes son un poco más libertinos en su uso de Android.

La buena noticia es, que la aplicación funciona (todavía) sin problemas cuando se descarga a través de otro método y se instala el APK, por lo que estos usuarios pueden seguir usando el servicio,
“Robar” series de Netflix de un dispositivo con acceso al root relativamente tan sencillo como conectarlo a una computadora, sin embargo, Netflix debería pensar un poco en los usuarios bien intencionados que solo quieren descargar series para verlas después sin gastar datos, antes de ponerse de represivo.

 

Android Police