El ataque inició el viernes 12 de mayo, y afectó ordenadores de 150 países, también impactó a dispositivos de países como México y Uruguay

El virus, llamado “Wannacry” (“quiero llorar” en inglés), bloquea archivos de los usuarios y los obliga a pagar US$300 a 600 dólares, mediante bitcoins,  para recuperar el acceso a los archivos.

El ataque dejó más de  200 mil víctimas, entre las víctimas figuran hospitales británicos, la empresa de telecomunicaciones española Telefónica, el constructor de automóviles francés Renault, la compañía estadounidense de correo privado Fedex,  el ministerio ruso de Interior y la compañía ferroviaria alemana Deutsche Bahn.

Leer más:

Telefónica sufre uno de los más grandes hackeos de su historia

Este virus no aporta nada nuevo en el punto de vista tecnológico, es difícil de rastrear y de recuperar acceso, este es también famoso por ser agresivo y funcionar en decenas de lenguas.

Reacciones

El presidente y principal asesor legal de Microsoft, Brad Smith, advirtió en el blog oficial de la compañía que el ciberataque es una “llamada de atención” sobre sus métodos de “acumulación de vulnerabilidades”.

Por su parte, Rob Wainwright, director de Europol, la agencia de policía de la Unión Europea, afirma, que “las cifras aún siguen aumentando. Hemos visto que la disminución de la tasa de infección durante la noche del viernes, después de un bloqueo temporal, ha sido superada ahora por una segunda variación que han liberado los criminales”.

Leer más:

Peligro digital: ¿Cómo funciona el ransomware?

Ryan Kalember, vicepresidente de Proofpoint Inc., compañía que ayudó a detener la propagación, dijo que “la versión sin interruptor de apagado fue capaz de propagarse pero contenía una falla que no permitió que se apoderara de una computadora y exigiera pago de rescate para desbloquear archivos”. Sin embargo,  advierte que nuevas versiones del “malware” se propagarán “con bastante probabilidad hoy lunes”.

¿Cómo evitar  ser victima de este virus?

Para evitar ser afectado por el ataque, el especialista en seguridad informática, Santiago Paz, recomienda que “los usuarios de Windows actualicen su sistema operativo, ya que Microsoft creó un parche de seguridad que soluciona la vulnerabilidad que explota el virus. Hasta el momento las versiones Microsoft Windows Vista SP2, Windows Server 2008 SP2 y R2 SP1, Windows 7, Windows 8.1, Windows RT 8.1, Windows Server 2012 y R2, Windows 10 y Windows Server 2016 ya tienen un parche específico para combatir este virus”.

Leer más:

Internet: ¿Qué hay detrás de la `web profunda´?

Para aquellos sistemas operativos que no cuenten con soporte de Microsoft debido a que la empresa los considera obsoletos (como Windows Vista y anteriores), existen mitigaciones que también pueden descargarse como actualización.

Se recomienda mantener actualizado el antivirus, hacer un respaldo de todos los archivos, y en caso ser víctima del ramsoware, apagar de inmediato el orenador y desconectarla de la red.

Tecnohoy