Las baterías de los teléfonos móviles cada vez duran menos.

Y en un mundo cada vez más conectado, no tener un enchufe a mano puede convertirse en una verdadera pesadilla.

Pero para cargar el celular no siempre es necesario disponer de electricidad.

A veces, basta con la luz del sol o con el movimiento de tus propios pasos.

Te explicamos en qué consisten éstas y otras opciones que te permiten llenar la batería de tus dispositivos electrónicos sin dañar el medio ambiente (y de forma más económica).

Leer más:

Un teléfono Android “super seguro”, la idea de John McAfee

Luz solar

Hay cargadores que incorporan placas fotovoltaicas para capturar la energía de los rayos del sol que pueden resultar muy útiles cuando estás en el campo o en zonas remotas o cuando no dispones de electricidad.

También pueden servir para cargar la batería de otros dispositivos electrónicos, como tabletas, cámaras fotográficas digitales o iPods.

Los hay de todos los colores y tamaños y cuentan con una batería interna que almacena la energía solar durante el día.

Para transmitirla a tu teléfono, tan sólo es necesario un USB de unos cinco voltios de potencia.

Otras opciones para aprovechar los rayos del sol son algo menos prácticas (aunque más originales).

Por ejemplo, existen distintos modelos gorras con placas solares en la visera, capaces de cargar un smartphone en cuatro horas. Algunas incluso incorporan luces LED para iluminar tu camino por la noche.

Movimiento corporal

También puedes convertir el movimiento de tu propio cuerpo en energía para cargar la batería del celular.

Existen plantillas inteligentes para los zapatos que incorporan rotores y bobinas para transformar la fuerza de tus pisadas en energía, la cual queda almacenada en unas baterías, y después se transfiere al celular vía USB.

Leer más:

¿Dónde dejé el auto? Ahora Google Maps te lo dice

Tal vez la que más titulares acaparó en su día fue SolePower, que comenzó como un proyecto de financiación colectiva en el sitio web Kickstarter y acabó ganando en 2014 el premio anual de invenciones de la revista Popular Science.

Sus creadores, los ingenieros estadounidenses Matt Stanton y Hanna Alexander, usaron un mecanismo similar al de las linternas de manivela para usar la energía que generamos al caminar.

Pero no fueron los únicos.

Investigadores de la Universidad de Southampton, Reino Unido, desarrollaron un proyecto más reciente, en 2016, que también usa energía cinética.

BBC-