Si quieres poder instalar apps de Internet en Windows 10 S, la forma de hacerlo es pagar por una licencia de una versión más completa, aunque no hay forma de volver.

Joe Belfiore, vicepresidente corporativo de sistemas operativos de Microsoft, confirmó lo anterior en una entrevista antes del evento de lanzamiento de este martes.

“Es un camino de una vía”, dijo Belfiore. “Una vez que te pasas a Pro, si instalas aplicaciones desde Internet, hay un efecto impredecible que tendrán esos apps. Muchas aplicaciones se portan bien, pero otras tantas añaden código al boot o login de Windows, y no es reversible una vez que lo has hecho sin afectar esas aplicaciones”.

Belfiore también dijo que aunque podría ser posible reinstalar Windows 10 S, es muy probable que la empresa no distribuya copias para que los usuarios puedan hacer eso, aunque no puede garantizar eso. En general, no se debe tener la expectativa de volver a Windows 10 S una vez que se ha pasado a la versión Pro.

Presentado el martes en un evento en la ciudad de Nueva York, la versión más reciente del sistema operativo de Microsoft está diseñada para usarse en las escuelas y en dispositivos que no requieren de acceso a todas las funciones de Windows 10. Los usuarios que reciban la nueva versión del sistema operativo no podrán instalar apps que no se encuentren en la Windows Store, la tienda de apps de Microsoft. Quienes quieran pasar a la versión más completa de Windows 10 Pro tendrán que pagar un tarifa de US$49.

Al igual que el ecosistema iOS, totalmente controlado por Apple, Microsoft quiere controlar la experiencia dentro del nuevo Windows 10 S al permitir que solamente se puedan instalar apps desde su tienda. Microsoft dice que esto ayudará a que las máquinas corran más rápido y que ofrezcan un desempeño que no se degrade con el tiempo.

Se espera que el nuevo sistema operativo Windows 10 S llegue con la la nueva Surface Laptop de US$999 de Microsoft.