Puede que los siguientes videos parezcan sólo los cortos de una buena película o noticias amarillistas pero, para muchos es más que eso, es una dura realidad que su hogar puede enfrentar en cualquier momento. Tal como lo decía Catalina en uno de sus artículos sobre Inteligencia Digital: Ocho áreas de desarrollo y aprendizaje para navegar en el Mundo Digital:

Seguridad Digital implica la habilidad de manejar los riesgos en línea como el “deleznable reto de la ballena azul”, el cibermatoneo, la radicalización, el “grooming” y los contenidos problemáticos como la violencia y la obscenidad. También es la capacidad de evitar y limitar estos riesgos.

En caso de problemas para visualizar el siguiente video sobre el reto de la ballena azul, haga clic aquí

 

 

 

Ahora bien, más allá del nombre de la amenaza o del reto (Ballena Azul u otros), las Redes Sociales y las aplicaciones de chat constituyen uno de los inventos más geniales de los últimos tiempos pero, como todo en la tecnología, si no se usan de manera correcta, puede convertirse en un riesgo! Ya que a los usuarios (chicos y grandes) les encanta publicar toda la información necesaria (ubicación, fotos, la actividad minuto a minuto, datos personales y de terceros ) para que un hacker pueda “hacer de las suyas”.

Lea más:

Capturan al creador del mortal del juego “Ballena Azul”

Por lo mismo, dada la gran cantidad de información pública sobre cada usuario, sobre los sentimientos (a veces depresivos) de ciertos perfiles, muchas veces los ciberdelincuentes suelen tomar provecho de eso. Así pues, es necesario fomentar la privacidad a cierto nivel, ya que como dicen por ahí “algo deja de ser secreto en el momento en que el encargado de resguardar la información se la comunica a un tercero” (aunque esa persona sea de confianza) o, peor aún, lo “grita a los cuatro vientos” a través de las redes sociales.

En caso de problemas para visualizar el siguiente video, haga clic aquí

No se trata de evitar el uso de las Redes Sociales, sino de usarlas de manera correcta siguiendo el consejo de los expertos en seguridad informática (como la gente de Eset y Kaspersky) que recomiendan:

  • Hacer el seguimiento de las actividades en línea hechas por el niño para entender su comportamiento, los sitios (en las diferentes aplicaciones) y las personas que frecuenta. De esta forma es factible evaluar los peligros a los cuáles se encuentra expuesto? Hasta dónde puede llegar el infante para lograr la aceptación de un determinado grupo de compañeros? La orientación es clave en ciertos momentos!.
  • Evitar la exposición innecesaria de cualquier miembro del grupo familiar, resguardando datos como la dirección y el número de contacto (lo cual suele implicar conocer a todos sus contactos en las aplicaciones de Chat que usan como identificador de usuario el número del abonado).
  • A nivel de privacidad de las redes, es importante revisar el tipo de público que va a tener acceso a las publicaciones, ya que los cibercriminales espían el comportamiento de navegación de la presa para generar estafas personalizadas teniendo en cuenta el perfil de usuario (gustos, sitios frecuentados, marcas, actividades, relaciones y otros). También es relevante entender: en dónde y con quién comparten los niños sus posts? Ojalá segmentar lo que se comparte de acuerdo al tipo de público al que quiere que llegue cada uno de ellos (por ejemplo no querrá que las fotos de su hij@ se compartan sino con sus familiares y amigos).
  • Usar aplicaciones de chat y redes sociales que cumplan con estándares a nivel de protocolos seguros.
  • Tener cuidado con los archivos que se comparten, ya que pueden incluir metadatos que le sirvan al cazador para rastrear la ubicación, nombre de usuario y demás datos relevantes de la presa.
  • Evitar ingresar en enlaces sospechosos que requieran confirmar los datos de las credenciales de usuario o conceder permisos a aplicaciones de terceros, incluso cuando estos links sean publicados por un usuario conocido.
  • Establecer procedimientos de comportamiento en caso de que el menor se sienta inmiscuido en una situación de Matoneo o Grooming. Es importante guardar la evidencia para presentarla ante las autoridades pertinentes y evitar que el ciberdelicuente siga en sus andanzas acechando a otros.
  • Validar los permisos de las #Apps instaladas en cada dispositivo.

Por último, pero no menos importante, hay que recordar que uno de los “lunares” de la seguridad en la mayoría de hogares son los niños que, todavía no han alcanzado suficiente madurez de conciencia ni pueden medir los alcances de sus acciones en el mundo en-línea, para lo cual hay que crear la necesidad de fomentar la confianza entre padres e hijos, para que en un ambiente de profundo afecto no se den campos vedados ni asuntos secretos y, así, haya lugar al control de los padres sobre lo computadores, tabletas o teléfonos de los hijos menores, como lo ha expresado recientemente las organizaciones defensoras de la familia en muchos de los países de Latinoamérica. En el seno del hogar los mejores recursos de protección y bienestar siempre serán la comunicación, la sinceridad, el respeto mutuo y el cariño verdadero.

Techcetera