Llegó la hora para los aficionados de la astronomía..  Durante las próximas semanas podrán disfrutar de algunos fenómenos celestes de interés. Aunque mayo no será la época más destacada del calendario astronómico de 2017, sin embargo podemos observar una lluvia de estrellas fugaces.
El mes de mayo trae consigo una nueva lluvia de meteoros, el espectáculo celeste más destacado de este tipo que disfrutaremos durante la primavera. El fenómeno en cuestión son las eta acuáridas, la lluvia de estrellas fugaces cuyo máximo ocurrirá el próximo 6 de mayo, según el Observatorio Astronómico Nacional, aunque el evento es visible desde el 22 de diciembre hasta el 29 de mayo. Las eta acuáridas se aprecian mejor desde el hemisferio sur y cerca del Ecuador, por lo que aquellos que se encuentren en el hemisferio norte las verán con más dificultades.

Este espectáculo está relacionado con los restos del cometa Halley, que pasó cerca de la Tierra por última vez en 1986. Esto significa que nuestro planeta atraviesa una región del universo donde hay fragmentos que antaño se separaron del cometa conocido oficialmente como 1P/Halley. A pesar de que este cuerpo celeste no volverá a cruzarse con la Tierra hasta 2061, sus diminutos restos pueden entrar la atmósfera, desintegrándose y dejándose ver como un trazo luminoso al que llamamos estrella fugaz.
Curiosamente, el cometa Halley también provoca una segunda lluvia de estrellas, que tendrá lugar en octubre, y que es conocida como oriónidas. Las eta acuáridas están relacionadas con restos del cometa Halley, que pasó cerca de la Tierra por última vez en 1986

El nombre de la primera lluvia de meteoros del mes de mayo se debe a que parecen proceder de la región de la estrella Eta Aquarii, en la constelación de Acuario. Para poder observarlo, los expertos recomiendan aprovechar las horas antes del amanecer, y siempre buscando cielos oscuros, alejados de las zonas con gran contaminación lumínica. Además deberemos dirigir nuestra vista hacia el sureste del horizonte, donde se localiza la constelación de Acuario. En 2017, los expertos calculan que la tasa de estrellas fugaces rondará los 60 meteoros por hora.

Otros fenómenos celestes en mayo

A comienzos de mes, el 3 de mayo, nuestro satélite se encontrará en cuarto creciente. Una semana después, el 7 de mayo, disfrutaremos de una Luna llena en el cielo. Posteriormente, el satélite estará en cuarto menguante (19 de mayo) y habrá Luna nueva el 25 de mayo. Además, por otro lado, el satélite se situará en el apogeo el 12 de mayo, es decir, en el punto de su órbita más alejado de la Tierra, después de haberse localizado en su perigeo a finales de abril.
El 8 de mayo habrá además una conjunción entre la Luna y Júpiter, en otras palabras, ambos cuerpos se localizarán en la misma longitud celeste al ser observados desde la Tierra.

El 14 de mayo se dará una segunda conjunción, esta vez entre la Luna y Saturno. Por último, el 18 de mayo ocurrirá la máxima elongación de Mercurio por el oeste, siendo el momento perfecto para intentar observar este planeta desde la Tierra.

Hipertextual