Los trámites, transacciones y movimientos financieros en la red cada vez son más frecuentes. Esto ha facilitado la vida de muchas personas, pero también generó nuevas estrategias para que los cibercriminales hagan de las suyas.

Se estima que al año los delitos cibernéticos mueven cerca de tres trillones de dólares en el mundo, tres veces más que el narcotráfico, según el Laboratorio de Seguridad Informática del Centro Tecnológico de la FES en Aragón, España. Esta cifra ascendería en 2021 a seis trillones.

En este tiempo estar alejado del mundo digital es prácticamente imposible. De esta forma, hoy lo importante es aprender a protegerse en la red y crear estrategias para tener una navegación segura.

Secuestro de información

Actualmente existen nuevos delitos o formas utilizadas por los delincuentes para cometer crímenes en la red. Una de las modalidades que más se usa actualmente es el secuestro de información o ransomware.

El secuestro de información (Ransomware del inglés ransom, ‘rescate’, y ware, por software), es una nueva forma de ataque, cuyo objetivo es, mediante un correo electrónico, instalar un virus que bloquea el PC y pide un “rescate” en bitcoins (dinero virtual), para desactivar el bloqueo.

El virus está llegando mediante correos electrónicos, supuestamente enviados desde las entidades públicas, juzgados, autoridades que expiden foto multas, etc.

La Seguridad Digital es una responsabilidad de todos

Para prevenir ser víctima de delitos como el secuestro de información, y tener una navegación segura en Internet es necesario tener en cuenta varios factores. Si bien las autoridades y los desarrolladores de páginas web deben hacer esfuerzos internos para evitar cualquier tipo de amenaza informática; los usuarios deben saber que sus prácticas ayudan a disminuir los riesgos.

kienyke