Esta semana Microsoft ha dado un paso de gigante en la senda de simplificar el acceso a los servicios y lo ha hecho mediante una actualización en su app Authenticator que tiene mucha más miga de la que a priori pueda parecer.

Gracias a la última actualización de la app, Microsoft permite que el usuario acceda a cualquiera de los servicios de la compañía sin tener que teclear la contraseña constantemente y manteniendo los niveles más elevados de seguridad. El equipo de Redmond propone autenticar la aplicación una sola vez en el móvil del usuario —que servirá de ‘pasaporte’ en adelante para todo—, incluyendo la verificación en dos pasos, pero hecho esto, no necesitaremos introducir nunca más la contraseña ni esperar al pesado SMS para validar un acceso.

La idea es que cada vez que instalemos un producto nuevo de Microsoft en nuestro ordenador, tablet o móvil, el sistema nos inste a abrir Authenticator en el móvil para validar el acceso. En el caso del iPhone, además, se confirma el paso mediante el Touch ID. De esta manera, en un par de toques, podremos acceder a todos los servicios de la compañía con los más altos estándares de seguridad, y sin necesidad de introducir complejas e incómodas contraseñas.

 Bien pensado… ¿por qué seguimos utilizando las contraseñas? Es cierto que siguen siendo necesarias, pero en los dispositivos en los que podamos emplear sistemas biométricos (como en os móviles que cuentan con lector de huella o de iris), la seguridad y comodidad que ofrecen estos sistemas hacen que no sea necesario emplear más los pesados passwords.
Quienes no poseen esta tecnología, los gestores de contraseñas como 1Password o Lastpass se presentan como una solución viable y cómoda para gestionar los centenares de contraseñas que utilizamos de una forma relativamente segura, pero sobre todo, cómoda de utilizar.
Engadge