Puede que se trate de un caso puntual impulsado por una estrategia empresarial o sea algo que va más allá. Google ha adquirido Fabric, la plataforma de desarrollo de aplicaciones móviles creada por la red de «microblog» Twitter. Se trata de un conjunto de herramientas que se han venido añadiendo con los años y que han ayudado a programar a numerosos desarrolladores en sus propuestas.

El acuerdo se ha hecho oficial este jueves, aunque sin trascender los términos económicos que pagará el gigante de internet en hacerse con el contenido de Fabric, cuyo código de programación está presente en más de 2.500 millones de dispositivos móviles del mundo desde que se pusiera en marcha hace dos años en los que han estado involucrados más de 580.000 desarrolladores.
Equipo de Fabric
Está compuesta por tres paquetes modulares que abordan algunos de los retos más comunes y generalizados a los que se enfrentan todos los desarrolladores de aplicaciones: estabilidad, distribución, ingresos e identidad. Combina los servicios de Crashlytics -informe de fallos-, Answers -análisis de aplicaciones- y otros para ayudar a desarrollar «apps» más estables y alcanzar el objetivo de generar ingresos a través de la mayor bolsa de anuncios móviles del mundo. «Hoy entramos en el próximo capítulo», señalan en un comunicado miembros del equipo de Fabric.

«Cuando nos reunimos con el equipo de Google rápidamente nos dimos cuenta de que nuestro objetivo era el mismo: ayudar a los equipos a crear mejores aplicaciones, a comprender a sus usuarios», añaden las mismas fuentes. Con este movimiento, Fabric pasará a formar parte de Firebase, una plataforma de desarrollo de aplicaciones en la nube de Google.

«Estamos muy contentos de combinar estas plataformas para crear la mejor plataforma para desarrolladores móviles del mundo», sostienen. Cuando se complete la adquisición, Google comenzará a utilizar todo el entramado de Fabric y otras herramientas disponibles como Crashlytics o Answers, mientras que Digits continuará soportado por Twitter.

Malos momentos económicos
En los últimos dos años los rumores acerca de un interés por parte de Google (ahora, Alphabet) en comprar la red social Twitter han sido constantes, aunque las negociaciones nunca han fructificado. En varias ocasiones se ha hablado de la sintonía entre ambas compañías.

La firma del pajarito azul, que acumula unos 317 millones de seguidores, planera despedir durante este año el 9% de su plantilla a conseucnecia de los malos resultados económicos. La compañía perdió en 2015 unos 521 millones de dólares (461 millones de euros), mientras que en el anterior trimestre (datos de octubre de 2016) registró pérdidas por valor de 103 millones de dólares (94 millones de euros), lo que representa una reducción del 22% respecto a los números rojos registrados en el mismo periodo del año anterior.

ABC